Estas inspecciones se realizan a determinados vehículos que, previamente a su matriculación, deben estar dotados del correspondiente certificado oficial que acredite sus características técnicas esenciales y su aptitud para circular por las vías públicas.