Cuesta de enero: ¿cómo podemos ahorrar en el uso de nuestro vehículo?
|  
Como medida de fuerza mayor y para extremar precauciones, nuestras estaciones permanecerán cerradas durante el Estado de Emergencia.
La cita previa queda habilitada para días posteriores al Estado de Alarma y el ticket de compra online no tendrá fecha de caducidad.
Estamos convencidos de que entre todos saldremos adelante. #QuédateEncasa #FrenaLaCurva

Más Información

Cuesta de enero: ¿cómo podemos ahorrar en el uso de nuestro vehículo?

11-01-2017

Tras los gastos extra de las Navidades, muchos hogares deben hacer frente a la tan temida cuesta de enero y la búsqueda de los mejores trucos para ahorrar.

Tras los gastos extra de las Navidades, muchos hogares deben hacer frente a la tan temida cuesta de enero y la búsqueda de los mejores trucos para ahorrar y equilibrar la economía doméstica se convierte en objetivo prioritario. La mayoría de nosotros no podemos prescindir del uso del vehículo para tratar de gastar menos dinero, porque lo necesitamos para acudir al lugar de trabajo, realizar la compra o llevar a los niños al colegio, pero sí que podemos aplicar una serie de consejos que nos ayudarán a ahorrar en el uso del coche.

Conducción eficiente, clave para ahorrar

Para empezar, el mejor consejo que os podemos dar es que apostéis por una conducción eficiente. ¿Y en qué consiste? Pues en seguir, paso por paso, el decálogo elaborado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT). Con ellas, además de conducir más seguro, serás capaz de ahorrar dinero.

1. Arranque y puesta en marcha: para conducir de manera eficiente, tenemos que arrancar el motor sin pisar el acelerador e iniciar la marcha inmediatamente después del arranque (excepto en motores turboalimentados, en los que hay que esperar unos segundos).

2. Uso de la primera marcha: exclusivamente para el inicio de la marcha. A los 2 segundos (o 6 metros, aproximadamente) ya deberíamos cambiar a segunda.

3. Aceleración y cambios de marchas: en los motores de gasolina, debemos cambiar de marcha cuando estemos entre las 2.000 y 2.500 rpm; en los diésel, entre las 1.500 y 2.000 rpm. Tras la realización del cambio, hay que acelerar.

4. Utilización de las marchas: utilizar el cambio de manera inteligente es muy importante para una conducción eficiente. En la medida de lo posible, circularemos en las marchas más largas y a bajas revoluciones, siempre respetando los límites de velocidad.

5. Velocidad de circulación: intentaremos buscar fluidez en la circulación, haciéndolo a una velocidad constante y evitando frenazos, acelerones y cambios innecesarios de marchas.

6. Deceleración: para decelerar, levantaremos el pie del acelerador y dejaremos rodar el vehículo con la marcha seleccionada. Luego frenaremos de forma suave con el pedal y reduciremos la marcha lo más tarde posible, especialmente en las bajadas.

7. Detención: siempre que la velocidad y el espacio lo permitan, detendremos el vehículo sin reducir previamente de marcha.

8. Paradas: en paradas prolongadas, por encima de un minuto (atascos, esperas…), es recomendable apagar el motor. ¿Sabías que, a ralentí, el coche consume entre 0,5 y 0,7 litros/hora?

9. Anticipación y previsión: mantener siempre la distancia de seguridad y un campo de visión amplio, que permita ver 2 o 3 vehículos por delante. Si se detecta un obstáculo o una reducción de la velocidad de circulación, levantaremos el pie del acelerador para anticipar las maniobras posteriores. Esto nos permitirá, además, advertir con antelación al resto de conductores.

10. Seguridad: aunque todas estas medidas nos ayudan a conducir eficientemente, siempre hay que tener en cuenta que la seguridad está por encima de todas ellas y debe prevalecer.

El mantenimiento del vehículo, también vital

Otro de los aspectos que ayuda a ahorrar en el uso del coche es el mantenimiento del mismo en buen estado. Los filtros deben estar en buenas condiciones, así como la batería y el resto de componentes del vehículo.

La presión de los neumáticos es un de los aspectos más importantes. Si no llevan la adecuada, es bastante probable que el consumo de nuestro coche se incremente de manera notable. Echa un vistazo al libro del fabricante si no estás seguro de cuál es la presión correcta para circular.

Además, el hecho de estar al día con el mantenimiento es fundamental para prevenir averías inesperadas que, en la mayoría de los casos, van a suponer un desembolso mucho mayor para nuestro bolsillo.

¿Te toca pasar la ITV?

Si te toca pasar la ITV, es mejor que no lo demores (aunque sea la cuesta la enero) si quieres ahorrar. ¿Por qué? Pues porque la multa, si te paran y no tienes la ITV en regla, llega a los 200€.

Hablando de mantenimiento, conviene que revises bien tu coche antes de acudir a la estación de ITV correspondiente y arregles los detalles que creas que pueden causar problemas a la hora de emitir un informe favorable (si no sabes qué pruebas se realizan en la inspección, pincha aquí).

Si no lo haces y se detectan defectos graves o muy graves, tendrás que repararlos y volver a pasar la inspección. Ten en cuenta, sobre todo, que si se detecta un defecto muy grave y no lo reparas, la multa, si te detienen las autoridades pertinentes, es de 500€.

Y, además, no debemos olvidar las implicaciones que puede acarrear el hecho de no tener el vehículo al corriente de la obligatoria inspección técnica si el mismo se viera implicado en un accidente de tráfico.

Ahorro en el día a día

Además de todos estos aspectos, hay otros que te pueden ser muy útiles para ahorrar dinero si utilizas el coche a diario. Vamos a verlos.

  • ¿Sueles llevar baca o baúl? Pues, salvo que lo necesites porque vas a hacer un viaje largo, es mejor que los desmontes para tus trayectos diarios. Son elementos que incrementan la fricción y provocan que el vehículo gaste más.
  • Aligera peso: muchas de las cosas que llevamos en el maletero no son necesarias. Procura retirar, sobre todo, aquellos elementos pesados que no sean de utilidad en tu día a día. Aligerando el vehículo haremos lo propio con el consumo.
  • Planifica el viaje: hoy en día, gracias a Internet, puedes utilizar muchísimas aplicaciones que te ayudarán a planificar tus trayectos, evitando las zonas con mayor tráfico o aquellas que suelan tener retenciones, con el fin de reducir el consumo, así como el tiempo de uso del vehículo. Google Maps o Waze son algunas de ellas.
  • Utiliza tarjetas de fidelización a la hora de repostar combustible. Casi todas las marcas las tienen y te pueden ayudar a ahorrar un poco de dinero.


Siguiendo estos consejos, es posible que logremos reducir un poco la pendiente de la cuesta de enero.

Comparte esta noticia

Tarjeta Cepsa
¡Disfruta de nuestro 5% con la tarjeta IKEA Family en Gran Canaria!
¡Tu ITV en Semana Santa tiene premio!
Noticias recomendadas
Dalí, Ramón Casas y Magritte también pintaban coches
27-11-2019
En toda la historia se han conocido diversas etapas artísticas y una cantidad inmensa de pintores, escultores y creadores de obras de arte. Cada uno de ellos han surgido de forma distinta y han interpretado en sus obras diferentes puntos de la realidad y de la historia. Los artistas del futur ...

Grupo Itevelesa concede las becas de estudio a los tres mejores expedientes académicos
21-11-2019
A principios de verano dábamos a conocer el III Programa de becas de ayuda al estudio para el curso académico 2019-2020 destinado a hijos e hijas de empleados. Ahora, Grupo Itevelesa concede las becas de estudio a los tres mejores expedientes académicos.
...

Todos los elementos que puedes reciclar de tu coche
18-11-2019
Siempre hay una excusa para hablar de las 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar. En la Red de ITV Itevelesa ya hemos dicho varias veces que amamos el medio ambiente y hacemos todo lo posible para cuidarlo y luchar contra el cambio climático. Con motivo de la Semana Europea de la Prevención de Residuo ...