Como ya avanzábamos hace unos días, Eugenio Fernández Cáceres*, Técnico de Grupo Itevelesa, participó en las Jornadas Nacionales de ITV, organizadas por AECA-ITV, para abordar uno de los temas que suscitan más interés en este momento: la medición de las emisiones contaminantes de los vehículos y el papel que ejerce la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en su control. Bajo el título “Desarrollo de un nuevo método de medición de emisiones NOx en ITV sin banco de potencia”, Eugenio Fernández dio a conocer el método desarrollado y validado en Grupo Itevelesa para poder ser incorporado en el proceso de inspección de las estaciones de ITV.
Emisiones NOx, un tema prioritario para las autoridades
El análisis y control de las emisiones contaminantes de los vehículos se han convertido en una preocupación máxima para las autoridades de todo el mundo. “En los últimos años, los frecuentes episodios de alta concentración de contaminantes en el aire de las ciudades han hecho que aumente la preocupación de los ciudadanos y de los organismos públicos, ya que algunos de los contaminantes detectados han demostrado ser muy perjudiciales para la salud humana y para la protección del medio ambiente, siendo el NOx uno de los contaminantes más peligrosos”, aseguró Eugenio Fernández durante su presentación.
El principal agente emisor de NOx son los vehículos diésel. Y hay que tener en cuenta que, en Europa, el número de vehículos que se mueven con este combustible se ha incrementado significativamente en los últimos años. De hecho, el 70% de los turismos y furgonetas diésel vendidos en el mundo se encuentran en Europa, a lo que hay que añadir que una parte muy significativa de ellos circulan habitualmente en zonas urbanas, donde las emisiones de NOx son más dañinas.
El reemplazo gradual de los vehículos diésel antiguos por otros más modernos ha producido una reducción en las emisiones de NOx, pero se ha comprobado que la reducción real es menor de la esperada, debido a que las emisiones de los vehículos diésel en condiciones reales de circulación son bastante superiores a las indicadas en su homologación”, aseguró Eugenio Fernández.
A día de hoy, las emisiones de NOx se controlan únicamente mediante el proceso de homologación de los vehículos. Los vehículos en EU-28 están sujetos a procedimientos de inspección periódica, pero las emisiones de NOx no se encuentran entre los contaminantes controlados en este tipo de inspecciones. “Esto significa que no se dispone de una herramienta que permita evaluar y controlar las emisiones reales de NOx de los vehículos”, concluyó.
La ITV, fundamental para el control de NOx
Así pues, conocer el nivel real de NOx de los vehículos en circulación, especialmente a raíz del llamado “dieselgate”, protagonizado por la empresa Volkswagen, es una prioridad. “Estamos ante un escenario en el que se ha incrementado el número de vehículos que emiten sustancias dañinas para la salud en nuestras ciudades y se ha demostrado que estas emisiones son mayores de lo que se pensaba, pero no se conoce exactamente la magnitud de dichas emisiones. Para conocerla no hay mejor herramienta que la Inspección Técnica de Vehículos (ITV)”, recordó Eugenio.
Por este motivo, el Grupo afirma que es necesario un método que permita la medición rápida, sencilla, precisa y fiable de las emisiones contaminantes de los vehículos.
Desarrollo de un nuevo método de control en Grupo Itevelesa
Con esta idea en mente, el equipo de Grupo Itevelesa comenzó a desarrollar un nuevo método de control en una de sus estaciones de ITV, con el objetivo de poder incorporarlo en la Inspección Técnica de Vehículos a la que, actualmente, se someten los vehículos matriculados, a partir del cuarto año.
Se trata de un procedimiento sencillo, rápido, económico, representativo y preciso para medir las emisiones de NOx de todo tipo de vehículos, en el que la prueba se desarrolla en estático, sin necesidad de utilizar un banco de ensayo u otro equipamiento similar”, explicó Eugenio Fernández. 
Ya se ha comprobado su repetitividad y representatividad. La primera, se ha validado analizando la desviación estándar de las mediciones de NOx, mientras que la representatividad se ha justificado comprobando la correlación entre las emisiones de NOx y el porcentaje de carga motor de los vehículos, usando un p-valor inferior a 0,01. Finalmente, el método ha sido comparado con procedimientos de medición de NOx basados en banco de simulación y ciclo ASM 20-50.
Los buenos valores de representatividad y repetitividad alcanzados muestran que puede ser una herramienta muy útil para implantar en los procesos de ITV, de forma que permita controlar las emisiones de NOx y detectar los vehículos con altas emisiones de NOx”, concluyó Eugenio Fernández su participación en las Jornadas Nacionales de ITV.
* Eugenio Fernández Cáceres es Ingeniero Técnico Industrial, está realizando el Doctorado en Energías Renovables y Eficiencia Energética en la Universidad de Zaragoza, y tiene experiencia como Responsable en la Estación de Malpica, de Grupo Itevelesa, desde 2009.