Cómo conducir de forma segura estando embarazada - Itevelesa

Cómo conducir de forma segura estando embarazada

14-01-2020

Muchas mujeres se preguntan cómo conducir de forma segura estando embarazada y en Red ITV Itevelesa vamos a solucionar todas sus dudas. A las mujeres embarazadas le surgen cientos de incertidumbres respecto al embarazo y a la conducción. Y, por eso, deben seguir una serie de precauciones al volante para que, tanto ella como el pequeñín, estén totalmente a salvo.

Durante el embarazo es imprescindible tomar todas las medidas adecuadas para conducir de forma segura. Algunos de los consejos base es llevar siempre el cinturón de seguridad, además de saber que el airbag no es peligroso siempre que la distancia mínima entre el mismo y el cuerpo sea de 20-25 cm.

Otra regla imprescindible es llevar siempre la ITV al día para que el vehículo sea lo más seguro posible para la embarazada y su bebé. Recuerda que con Red Itevelesa puedes coger cita previa en cualquiera de nuestras estaciones ITV.

Periodos más complicados al volante

Si, finalmente, se decide coger el coche estando embarazada, se debe saber que existen dos periodos de alto riesgo. Se debe tener precaución en los tres primeros meses (cuando hay mayor riesgo por desprendimiento de placenta) y durante el periodo más avanzado del embarazo.

¿Por qué son estos periodos los más complicados al volante? Al principio del embarazo es muy habitual sufrir malestar, náuseas, mareos y somnolencia que, si se conduce, puede ser un grave peligro tanto para la mamá como para el bebé. Luego, en el último tramo del embarazo el peso del vientre provoca más cansancio y no resulta fácil moverse.

Consejos para conducir embarazada y segura

  • Debemos tener claro que el estar embarazada no supone un impedimento para ponerse a manos de un volante. Aun así, si tu médico te lo desaconseja, tienes contracciones o te sientes incómoda y cansada, debes dejar que otro coja las riendas del vehículo y ocupar el asiento del copiloto.
  • Los expertos aconsejan conducir con acompañante desde la semana 36 del embarazo, ya que en cualquier emergencia podrás ayudarte.
  • Uno de los consejos clave es adaptar la ergonomía a los cambios del cuerpo. Es decir, debes ajustar correctamente el respaldo, el reposacabezas, la posición y la altura del asiento para sentirte confortable a la hora de conducir. 
  • Como hemos dicho anteriormente, debes utilizar siempre el cinturón de seguridad. La forma más cómoda de hacerlo es colocando la banda horizontal sobre los muslos, debajo del vientre, a la altura de las ingles, y el cinturón debe ir en diagonal.

  • ¡No desconectes el airbag! Puede ser muy peligroso para ambos y, además, si vas a cualquier estación ITV a pasar la inspección técnica del vehículo contará como un defecto grave.
  • Intenta evitar las horas punta, las situaciones de estrés al volante y los desplazamientos en horas con mucho calor.
  • Debes aumentar la precaución a la hora de conducir. Es decir, intenta reducir la velocidad e incrementar la distancia de seguridad con los vehículos de delante.
  • En viajes muy largos procura descansar cada dos horas, bebe mucho líquido, y aprovecha las paradas para caminar algunos minutos.
  • En caso de accidente o colisión -por pequeña que sea-  debes acudir inmediatamente al médico.